Una buena noticia: la crisis no afecta al negocio online