Tenés súper claro que la mejor manera de crecer digitalmente es a través de un portal Ecommerce. Bien, ahora, ¿cuáles son las funcionalidades clave que debería contemplar tu tienda virtual?

En este artículo te presentaremos algunas de las más importantes. Algunas pueden parecer súper intuitivas y otras no tanto, veremos una a una. Todos los ejemplos son de proyectos Ecommerce desarrollados orgullosamente por eWapp :).

Ah, y una cosa más, es todo un mundo vender tu producto a través de la web, contás con nosotros para asesorarte en este camino!

1. Diferencial de valor

Si ya completaste nuestro famoso Cuestionario de Descubrimiento, ya sabés de que te estamos hablando cuando hablamos de Diferencial de valor.

A través de iconos, textos cortos, imágenes, videos… El medio puede ser cualquiera, lo importante es que tu negocio tenga claro su diferencial de valor, y por ende, tu Ecommerce también lo tenga claro!

 

2. Filtros y búsqueda

¿Cómo llega el usuario al producto que está buscando? Esto dependerá de la multiplicidad de opciones que haya y es un ejercicio que empieza en papel.

Te recomendamos utilizar filtros simples, cuanto más simple sea la navegabilidad, mejor!

3. Elementos de autoridad

Hay varias formas de otorgarle autoridad a tu portal Ecommerce. Una de las más importantes es mostrar las marcas con las que trabajás, también podría ser presentar a tus clientes más importantes o tus redes sociales si tenés muchos seguidores y una buena presencia social.

4. Carga masiva de productos

Hay diversas formas de mantener actualizados tus productos. Lo importante es que los mantengas actualizados!

En un país con altísima inflación como Argentina, es fundamental que cuentes con una manera práctica de actualizar todos tus productos de una vez y evites actualizar uno por uno. Por eso una funcionalidad premium de carga/actualización masiva se vuelve esencial para tu Ecommerce, permitiendo cargar o actualizar todos tus productos desde una planilla Excel o, aún mejor, desde Google Sheets colaborativa!

 

5. Promociones y descuentos

Sea a través de cupones, packs, descuentos de bienvenida… si algo sabemos que funciona tanto en el mundo offline como en el mundo online, son los descuentos!

Presentar descuentos o bonificaciones que allanen el camino hacia la compra es una de las claves más importantes que debe considerar tu Ecommerce. 

Tip adicional: El costo de envío suele ser una de las trabas de compra más importantes, ofrecer una promo para reducirlo o bonificarlo puede generarte muchísimas ventas rápidamente. 

6. Buenas fotos

Tu producto es la estrella y hoy todo entra por los ojos. La calidad de las fotos de tus productos es una de las principales claves de tu Ecommerce! 

7. Personalización del producto

¿Tu producto es personalizable? Vamos a personalizarlo!

Hoy el usuario es más exigente que nunca, si puede elegir alternativas de acuerdo a sus gustos personales será mucho más feliz. Si es más feliz, va a comprar más o recomendar tu producto! 

8. Detalles sofisticados

El diablo está en los detalles!

Son los toques de elegancia los que hacen a tu Ecommerce moderno, atractivo, elegante!

Aquí te mostramos como una simple animación de ampliación puede aumentar el tiempo de permanencia en tu portal Ecommerce (lo cuál mejora tu posicionamiento SEO en Google) y le brinda un toque de sutileza al sitio.

9. Productos relacionados

¿Vendés paraguas? Sumá un piloto y botas para lluvia!

En marketing existe un concepto fundamental: upselling. Se refiere a venderle a tu cliente fidelizado productos adicionales. Esto en el mundo Ecommerce es muy fácil de hacer, a través de productos relacionados! 

10. Funcionalidades condicionales

Llegamos a la frutilla del postre!

Esta es una de las máximas ventajas de un Ecommerce, también lo más avanzado a nivel desarrollo. Se trata de condicionar la experiencia que brinda la plataforma de acuerdo a distintos parámetros.

Un ejemplo (el del video), puede ser ofrecer abonar con Google Play si el usuario está navegando desde un dispositivo Android. Las opciones son muchísimas, aquí es cuestión de analizar el caso e ir aplicando un concepto que nosotros amamos de nuestro trabajo: la mejora continua! 🙂 

¿Y ahora?

Mucho para considerar, ¿cierto?

Nuestra recomendación es que armes un modelo de mínima (MVP = Producto Mínimo Viable) y otro deseable. Según tus objetivos y tu presupuesto podrás ir directamente al deseable o empezar por el MVP e ir escalando tu Ecommerce de a poco. Lo cuál es perfectamente válido.

Roma no se hizo en un día, lo importante es empezar! ¿Empezamos? 

¿Qué esperás para potenciar tu negocio en la web?

¡Solicitá tu consultoría gratuita en muy pocos pasos!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados

Hola, ¿cómo podemos ayudarte?
o escanea el código