No entiendo nada de tecnología, ¿es difícil vender por internet?

No entiendo nada de tecnología, ¿es difícil vender por internet?

No vamos a mentirte. El 80% de los emprendedores que se encamina por el sendero de la venta por internet fracasa. La venta online puede ser tan difícil como la tradicional, y nuestra intención no es crearte falsas expectativas ni fomentar ilusiones.

Sin embargo, así como advertimos acerca de algunas falacias que circulan, hay que resaltar las condiciones favorables que Internet nos puede ofrecer y reconocer que es un canal de ventas que año a año crece firmemente.

Internet puede ser una gran oportunidad para vos; lo que no sabés… es cómo utilizarlo a tu favor.

No sos un experto en la materia y temés que la inversión no resulte favorable, lo entendemos. Y, como sabemos de tu situación, tenemos una buena noticia para vos…

No hace falta ser un experto en tecnología para vender por Internet.

Eso sí, necesitarás conocer ciertos conceptos básicos para entender de qué va todo esto. Una guía rápida para estar dispuesto a lanzarse a la acción y conocer los pasos a seguir.

 


POR DÓNDE EMPEZAR

La fase inicial de la venta por Internet no dista de la tradicional: necesitamos hacer un estudio de mercado. ¿Qué vendemos?, ¿producto o servicio?, ¿ya hay gente haciéndolo?, ¿hay demanda?, ¿cuál es el nicho?, ¿estoy ofreciendo suficiente valor a la gente para que me compre a mí?

Si ya tenemos una idea de nuestro negocio, hacer un estudio de mercado en internet es aun más sencillo que de modo tradicional: solo basta con hacer un par de búsquedas de la mano de nuestro amigo Google.

Podés utilizar palabras clave que identifiquen a tu nicho para saber qué está haciendo la competencia en Internet y cómo lo hace. Si necesitás ayuda con el buscador, acá explicamos las funciones básicas y avanzadas para sacarle el mejor jugo a Google.

 

ELEGIR UNA PLATAFORMA DE VENTAS

Una vez que ya sabés exactamente qué producto o servicio vas a ofrecer al público, el siguiente paso es señalar cómo vas a conseguir dinero.

Deberás contar con una plataforma que sea una tienda en la que los usuarios puedan adquirirlo sin más mediación o bien una que sirva para contactarte a tu teléfono celular o directamente a tu negocio físico.

Esta decisión dependerá de lo que ofrezcas y de tus intenciones de inversión. Una tienda online supone un gasto mayor al de abrir una página en Facebook, lógicamente, así como también serán desiguales las posibilidades de convertir a esos usuarios en clientes.

Si tenés un local de ropa o electrónica y decidís iniciar tu travesía en la web, seguramente sea más necesario tener una página web que permita a los visitantes comprar tus productos con un par de clics y recibirlos en cuestión de un par de días en la puerta de su casa.

O, al contrario, si disponés de poco dinero y ofrecés tu servicio como profesor particular de inglés, en tu caso podrías abrir una cuenta en YouTube o un blog para iniciar. Luego, una vez que tengas los recursos, podrás tener una página web profesional que potencie tu imagen y atraiga más clientes.

Como lo ves, dependerá de tu situación actual y de qué intentás vender.

Lo cierto es que podés elegir entre una página web con tienda online, una landing page, un canal de YouTube, un blog o redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, etc). Un buen servicio, de hecho, podría conjugar todas estas alternativas para tener un mayor flujo de potenciales clientes.

 

PERO, SIENDO FRANCOS, DONDE TODOS FALLAN ES…

… en la última fase.

La gran causa de fracaso de los negocios online puede resumirse a la ausencia de una información clave: cómo atraer clientes.

Ya tenés tu producto/servicio, ya conocés perfectamente tus posibilidades de mercado, ya estás más que satisfecho con la plataforma que elegiste… ahora, ¿cómo rayos hago que la gente me conozca?

En el negocio tradicional es sencillo: abrís tu local ubicado en alguna calle o avenida concurrida, repartís folletos, ponés carteles por doquier o incluso colocás anuncios en revistas especializadas en tu nicho.

Pero en el negocio digital no todo parece tan evidente, ¿cierto?

Aun así, solo tenemos que traspasar esas ideas a conceptos digitales.

¿Cuál sería la calle más concurrida de Internet?, ¿cómo y por dónde reparto mis folletos electrónicos?, ¿quiénes me ofrecen espacio para mis anuncios digitales?

Si te lo ponés a pensar de esa manera, todo tiene mucha más lógica.

4 de cada 5 emprendedores online fallan aquí. No saben cómo atraer potenciales clientes.

Ya tienen su tienda, es hermosa y sus productos son de la mejor calidad del mercado. Pero resulta que su tienda está aislada, en el medio de la nada, sin carteles ni folletos ni anuncios.

Nadie conoce de ella ni de lo que ese vendedor está ofreciendo. Imposible vender así.

Entonces, ya sabés lo que tenés que hacer: destacate del resto, marcá la diferencia y aprendé cómo funciona el marketing en Internet. Con un par de conceptos clave y un buen equipo técnico que te ayude, verás resultados al corto y mediano plazo.

Y como queremos que no te vayas hoy sin comenzar este camino de ventas online y aproveches las oportunidades que la web te ofrece…

te regalamos una guía para iniciarse en la web y vender por Internet: cuáles son los canales de atención y difusión que debemos utilizar para explotar nuestro negocio.

Descargala aquí!

Flavio Grieco
Periodista, emprendedor. Social media. "El mejor momento del día es AHORA".

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

× ¿Cómo puedo ayudarte?